lunes, 9 de noviembre de 2020

En tiempos de alerta, Coaching con alma

En el día de hoy, os quiero presentar a Patricia Palomar Recio, una magnífica persona y profesional del coaching con la que colaboro.



Aunque nunca es fácil presentarse a sí misma, Patricia, ¿qué te apetecería que destacáramos de tu perfil y experiencia en Coaching?

Mi perfil es multidisciplinar. Podría definirme como coach, formadora o facilitadora de aprendizaje grupal, consultora de bienestar y felicidad corporativas. Estas etiquetas no son lo importante. Para mí el coaching en sí es un medio, una herramienta que me permite llegar a muchísimas personas en distintos ámbitos. No solo ofrezco servicios de coaching individual, sino también coaching de equipos a empresas y organizaciones no gubernamentales. Es más, aplico la metodología de coaching grupal en las formaciones en empresas y organizaciones o en los cursos en abierto que organizo. Algunos de estos cursos están enfocados a lo que fue inicialmente la piedra angular de mi proyecto: mujeres con estrés y problemas con la gestión del tiempo. Esa es una de mis especialidades en formación: Productividad Personal con Calma, una metodología propia de gestión del tiempo con herramientas de Programación Neurolingüística, mindfulness y minimalismo. A raíz de trabajar con mujeres a nivel individual, me di cuenta de que era necesario incidir más allá. En otras palabras, mi trabajo con las mujeres debía verse complementado con el trabajo en las empresas y organizaciones donde trabajan estas mujeres para que la conciliación y el bienestar laboral fuera un trabajo conjunto, no solo de un lado de la balanza. Por ello, actualmente me centro más en la parte de consultoría en bienestar laboral y felicidad corporativas, gestión del cambio en empresas y organizaciones, etc. Esta labor de consultoría posteriormente se complementa con servicios de formación en habilidades emocionales y relacionales.

Quizás conviniera en este punto aclarar brevemente en qué consiste el coaching, explicar cuál es el enfoque particular de Coaching con alma.

Una de las características del coaching que, desde mi punto de vista, marca la diferencia es que una persona (equipo) inicia un proceso de coaching si quiere y cuando quiere. La voluntad de cambio es la base del coaching: si no quieres cambiar, nada ni nadie puede obligarte, y para que el cambio se produzca es necesario tomar acción. Lo que caracteriza a Coaching con Alma es que esta acción, transición o cambio se hace invitando a la persona o equipo a ser más conscientes de su punto de partida y de sus propios ritmos. Éste es uno de los principios del coaching en general, respetar lo que el coachee o equipo quiere. No obstante, yo pongo mucho el énfasis en que la persona o equipo conecte con su interior, con aquello que realmente desean, que les definen, trabajando en niveles lógicos de la programación neurolingüística y en otros aspectos clave del autoconocimiento. El autoconocimiento es la base de cualquier cambio. Por eso, en concreto, a mis clientes les llama mucho la atención (y a veces se muestran reticentes al principio) que mis cursos de productividad personal están divididos en dos fases: la primera es autoconocimiento; la segunda consiste aplicar herramientas y desarrollar estrategias adaptadas a cada persona. No creo en fórmulas ni recetas para todos: es necesario que cada persona se conozca, en primer lugar, para saber qué técnica/herramienta le viene bien y, en segundo lugar, para que los aprendizajes y hábitos nuevos sean duraderos.

¿En qué situaciones tipo se suelen encontrar las personas que te solicitan?

Algo que suelo repetir mucho es que las personas tienen claro cuándo necesitan un abogado o un gestor/contable o cuándo recurrir a un psicólogo. Pocas personas tienen claro cuándo un coach les puede ayudar. Y mi respuesta sería “siempre”, porque todos necesitamos un guía, una persona que nos ayude a ver nuestros 360º. No obstante, no todo el mundo quiere cambiar acompañado de alguien. En mi caso en concreto, el perfil de cliente que recurre a mí a nivel individual son mujeres que quieren aprender a organizar mejor su día a día, a planificarse o a aprender a vivir más relajadas sin estrés. A nivel empresarial, los perfiles son más variados pero hay un denominador común: son empresas u organizaciones que quieren cuidar del alma de su empresa y realizar un cambio de cultura organizacional, o están pasando por un proceso de cambio a otros niveles, y necesitan que sus trabajadores se sientan acompañados y reciban apoyo.

Durante el confinamiento de marzo, hablábamos sobre las respuestas que damos a las necesidades actuales debidas a la situación de confinamiento y restricción de la movilidad en la que nos seguimos encontrando. Desde el pasado lunes 16 de marzo, las terapeutas y coaches hemos pasado a ofrecer la posibilidad de consultar o formarse a través de medios telemáticos para salvar las restricciones derivadas de la situación de restricciones en la que nos encontramos. Para Patricia y para mí, no es la primera vez en la que nos encontramos acompañando a las personas que nos consultan a través de video-conferencia ya que aunque preferimos el contacto presencial, no siempre es posible, por lo que el acompañamiento psico-emocional online es una buena alternativa. ¿Qué servicios online ofreces en Coaching con alma?

Aparte de las sesiones de apoyo psicosocial que como bien dices realizamos en organizaciones no gubernamentales, en los procesos de coaching combino las sesiones presenciales con las online. Efectivamente, prefiero las presenciales porque se pueden aplicar más técnicas y herramientas (yo me sirvo mucho de técnicas de Programación Neurolingüística). No obstante, en coaching es más importante mantener la frecuencia de las de sesiones, para que la persona avance y haga cambios en su vida, por lo que ya antes combinaba ambas modalidades. En la situación de confinamiento, es cierto, que nuestra profesión (sobre todo la formación) se ha visto muy afectada. Pero lo considero una oportunidad para reciclarnos, y ampliar nuestros servicios. Por ejemplo, yo ahora ofrezco no solo el servicio de coaching online, sino también la formación en dos modalidades. Por un lado, estoy impartiendo mediante video conferencia las sesiones que ya tenía programadas como presenciales con algunos clientes. Por otro lado, estoy lanzando algunos de mis cursos a través de mi Escuela Online (https://www.coachingconalma.es/escuela-online) desde donde se pueden descargar los cursos e ir haciéndolos en las fechas programadas (para disfrutar de las sesiones de mentoría grupal) o a al ritmo de cada uno.

Comentabas que para ti, esta nueva situación derivada de la pandemia por Coronavirus te ha supuesto un facilitador o desbloqueador de la formación online, ¿qué otros aprendizajes piensas que puede aportarle a las personas que solicitan acompañamiento y coaching?

Para mí esta situación es una invitación a parar y mirar hacia dentro. Por eso he lanzado varias iniciativas para animar a las personas a hacer una reflexión y conocerse mejor. Primero, lancé un reto de meditación de 10 días con mi compañera Isabel de Casas. Ahora acabo de inaugurar el curso online “Vivir con Calma interior” (https://www.coachingconalma.es/escuela-online-calma-interior) para acompañar a aquellas personas que lo necesiten a vivir este periodo que puede generar angustia, ansiedad, desidia, etc., desde la calma y sobre todo aprovecharlo para conocerse mejor. Pocas veces, por nuestro ritmo frenético, tenemos tiempo de parar y analizarnos, seguimos como hámster en la rueda… Me gustaría que, en este periodo, en lugar de querer “rellenar el tiempo” viendo más series, más películas, leyendo, haciendo más ejercicio (que también es sano, por supuesto), la gente incluyera unos minutos de conexión consigo mismo/a.

¿Piensas que la situación de incertidumbre y confinamiento está permitiendo que las personas se tomen el tiempo de desear mejorar, o más bien ha sido el confinamiento quien ha hecho emerger necesidades psico-emocionales urgentes de resolver?

Efectivamente hay dos patrones o perfiles. Por un lado, personas que viven hacia fuera. Es decir, que, al sentir que les arrebatan lo que antes les hacía felices, les divertía, les permitía distraerse, etc. (salir a cenar, al cine, a tomar una cerveza) están intentando suplir esa necesidad aumentando más esas actividades de otra forma en casa (consumiendo más películas, series, libros, etc) en lugar de pararse a pensar por qué esas eran sus fuentes de felicidad y satisfacción. Es decir, siguen intentando alimentar esa necesidad de otra forma que no es igual de satisfactoria y por tanto es en esos momentos cuando pueden surgir necesidades psico-emocionales que quizá algunas personas no saben o no pueden solucionar por sí mismas (máxime si no tienen el hábito de la introspección, de vivir más hacia dentro). Por otro lado, están las personas que viven más hacia dentro, que sí tienen esa rutina de conectar consigo mismas. Y por tanto, probablemente estén aprovechando este tiempo para mejorar, para replantearse cuestiones importantes de su vida.

En cualquiera de los dos casos, lo que sí considero esencial es ser consciente de que, en función del estado en el que nos encontremos, podemos recurrir a un especialista, un guía. El camino del autoconocimiento y la mejora o desarrollo personal no tiene por qué emprenderse o continuarse en soledad. Aunque ahora haya personas que están físicamente solas por estar confinadas, precisamente las nuevas tecnologías nos permiten recurrir a profesionales para que sea más llevadero e incluso más fructífero.

¿Cuáles son las solicitudes de formación y coaching que más has recibido durante el confinamiento?

No podría señalar un tema en concreto.  En los días de confinamiento lo que las personas necesitaban “hablar y ser escuchadas”, sin más. En el reto de meditación el tema común era no vivir estos días con ansiedad por los pensamientos negativos o catastrofistas. Pero no todo el mundo está en esa situación, hay personas que quieren aprovechar este tiempo para conocerse mejor. Por otro lado, participo en varios proyectos de ASESCO (Asociación Española de Coaching) http://www.asescoaching.org/ o MediaHoraContigo.com, que han lanzado servicios de acompañamiento gratuito para sanitarios o cualquier persona que esté sola en casa y necesite desahogarse. Si en general, todas las emociones son necesarias y útiles, en este periodo de confinamiento poder expresarlas y compartir los pensamientos que tengamos es una necesidad muy natural y que todo el mundo debería poder satisfacer, de una manera u otra. Es la contribución que yo quiero hacer en este periodo: ayudar a las personas a ser más conscientes de sus procesos emocionales y mentales, y sacarle partido a los confinamientos. Vivirlo, no como un castigo, sino como una oportunidad.

Por nuestra parte, te reiteramos que es un placer compartir contigo este camino, y sin duda, os animamos a contactar con Patricia para valorar una experiencia personal e individualizada de Coaching.

¡Muy buena semana!

No hay comentarios:

Publicar un comentario